martes, marzo 23, 2010

en el camino del cuélebre

y ahí vamos rumbo a Asturias, cruzamos Ribadeo, que es la frontera entre comarcas, con la ría de por medio y ya estamos en Asturias.
Y no se si sea real o una idea de niña en la que las fronteras de verdad determinan cambios, aunque sutiles, entre un lado y otro. Pero al cruzar esta frontera/ría las construcciones son distintas, los órreos, la tierra, el terreno, el aire....: estamos en Asturias y vamos en busca del cuélebre.
pero antes, una tortilla/torta, o tortilla/bocadillo para mi desayuno, en un restorán de gasolinera
algo impresionante en las carreteras del norte de España son sus puentes, que dejan enanísimo al segundo piso. No son estos, bueno, tal vez el de atrás, pero los hay mucho más altos, unas estructuras fenomenales. Fermín/arquitecto me menciona al menos tres técnologías en uso para hacer los puentes, que llegan a alturas impresonantes. Pero también lo fue esta foto, tomando en cuenta que fue tomada en la autovía del Cantábrico. Autovía llena de sorpresas.
y ya en Gijón, en Cabueñes, llegamos justo a tiempo a nuestra cita con Rosina, la directora de la LaBoral. La gestión fue un éxito y damos arranque al proyecto: un homenaje al arquitecto y artista Joaquín Vaquero Turcios que acaba de fallecer y cuya obra escultórica urbana Cauce de Energía está emplazada en esta carretera y será la base del homenaje, que se dará de tres maneras diferentes: un taller con el sistema lupo, llevado obviamente por Fermín Blanco, un homenaje social con el titulo Cuélebre Quetzalcoatl, del cual me encargo, y una serie de talleres didácticos. Todo esto alojado en una de las salas de la LaBoral.

esta botella con todo y red está en la oficina de Rosina, detrás de su mesa/escritorio.... la entiendo

y bueno, esta nómada sigue haciendo camino....

Cuélebre merece un post aparte

1 comentario:

Carlos F. Massé dijo...

Fabulosa la entrada. Claro que se te lee.